Fisioterapia 


La fisioterapia (del griego φυσις physis, 'naturaleza', y θεραπεία therapéia, 'tratamiento'), también conocida como terapia física, es una disciplina de la ciencia de la salud que ofrece un tratamiento terapéutico y de rehabilitación no farmacológica para diagnosticar, prevenir y tratar síntomas de múltiples dolencias, tanto agudas como crónicas, por medio de ejercicios terapéuticos y agentes físicos como la electricidad, ultrasonido, calor, frío, agua, aceites, técnicas manuales como estiramientos, tracciones, presiones, movilizaciones, masoterapia, reeducación y consciencia postural entre otras.

El fisioterapeuta es un profesional sanitario con formación universitaria y estudios terapéuticos. En España, sus competencias quedan recogidas en la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias. Título de Grado en Fisioterapia (cuatro años).

Según la Confederación Mundial para la Fisioterapia, la fisioterapia tiene como objetivo facilitar el desarrollo, mantenimiento y recuperación de la máxima funcionalidad y movilidad del individuo o grupo de personas a través de su vida.

Se caracteriza por buscar el desarrollo adecuado de las funciones que producen los sistemas del cuerpo, donde su buen o mal funcionamiento repercute en la cinética o movimiento corporal humano. Interviene, mediante el empleo de técnicas científicamente demostradas, cuando el ser humano ha perdido o se encuentra en riesgo de perder, o alterar de forma temporal o permanente, el adecuado movimiento, y con ello las funciones físicas, sin olvidar el papel fundamental que tiene la Fisioterapia en el ámbito de la prevención para el óptimo estado general de salud.

Se origina en los años 80 como profesión sanitaria en España pero existe desde tiempos inmemoriales como parte de las herramientas externas de sanación usadas por los facultativos de la antigüedad. Prácticamente todas las medicinas ancestrales tienen una parte de su formación dedicada a las Terapias Externas (Ayurveda, Medicina Tradicional  ibetana, medicina china, Griega y Persa entre otras). En aquellos tiempos se usaban todo tiempo de sustancias naturales: como plantas para hacer ungüentos y cataplasmas, arcillas, aceites esenciales, agujas, ventosas, así como frío y/o calor, etc, para tratar o paliar desde el "exterior" problemas "internos". Hoy en día se limita al tratamiento de las disfunciones musculoesquéleticas que afectan al correcto funcionamiento del cuerpo a todos los niveles. 

Desde Fisioterapia Integrativa tratamos de buscar la causa de los problemas de nuestros pacientes desde una perspectiva global, dado que cada individuo, como bien dice la palabra es único, cada caso es singular, ningún tratamiento será similar a otro. Solo las reglas, con la condición de ser justas serán inmutables. Siendo en la mayoría del tiempo, responsables de nuestras enfermedades, somos también responsables de nuestra buena salud. Si el paciente se asume a si mismo, solamente esto, y con la ayuda del terapeuta podrá encontrar el camino de la recuperación. 

Frente a su arte, el terapeuta intenta perfeccionarse sin cesar, ser lúcido y humilde frente a su competencia y, ante todo, sentirse disponible y responsable frente a sus pacientes. Bajo estas condiciones tendrá el gesto terapéutico adaptado a la situación y al paciente


    



CONTACTAR

Algunas técnicas empleadas

Terapia miofascial

Punción seca

Terapia manual

Vendaje Neuromuscular

Ejercicio terapéutico

Vendaje funcional

CONTACTAR