Fisioterapia del suelo pélvico y afecciones uroginecológicas


En esta disciplina terapéutica se abordan distintas afecciones en las que puede estar implicado el suelo pélvico. Su aplicación más conocida es durante el postparto donde las molestias como la incontinencia o el prolapso de alguna víscera  son motivos recurrente de consultas Sin embargo,  pueden surgir disfunciones de suelo pélvico o de la esfera sexual en distintas etapas vitales y por diversas cuestiones. 

Por poner sólo algunos ejemplos: en caso de experimentar dispareunia, durante la  menopausia, en una cirugía de próstata o tras realizar deporte de alto impacto, que nos afecten en el funcionamiento pélvico o de continencia (running, tenis, atletismo, levantamiento de pesas), etc.

Incluso, los niños pueden tener problemas de suelo pélvico si, por ejemplo, siguen haciéndose pis en la cama con más de siete años (enuresis o incontinencia urinaria nocturna).

A través de técnicas como la reeducación postural, entrenamiento específico, electroterapia, terapia manual o el biofeedback intentaremos darle un nuevo equilibrio a las disfunciones que se presentan en consulta.

Algunas de las afecciones en las que la fisioterapia en el suelo pélvico puede ayudarte son:

Incontinencia urinaria

Urgencia urinaria

Polaquiuria

Incontinencia fecal o de gases

Descenso de órganos (prolapso)

Dolor perineal

Estreñimiento terminal

Durante el embarazo y en el posparto

Disfunciones sexuales (dispareunia, vaginismos, disfunción eréctil)





    



CONTACTAR